facebook    twitter   

Consejos

El mantenimiento básico de su vehículo

En más del 80% de los casos, las reparaciones de gran envergadura, y por tanto de elevado coste, se deben a un mal mantenimiento del vehículo. Como cualquier máquina, un coche necesita una revisión y un mantenimiento periódico. El mantenimiento preventivo de su coche evitará o cuanto menos, reducirá el coste de las futuras reparaciones. Los puntos más importantes a tener en cuenta son:

La correa de distribución, que se debería cambiar cada 90.000 km (aprox.) o cada 5 años. Si nos descuidamos y se produce su rotura, en la mayor parte de los casos supone una reparación muy costosa (superior a los 1000 €).

El cambio de aceite, ya que éste tiene un papel importante en el correcto funcionamiento de nuestro vehículo. El aceite está en continuo movimiento por el motor lubricando y refrigerando todas las piezas móviles y evitando su desgaste, y por tanto un aceite en mal estado puede provocar un desgaste excesivo en dichas piezas. La vida útil del aceite y por tanto, la periodicidad de su cambio, variará dependiendo del tipo de aceite. El cambio de filtro de aceite es incluso más importante que el aceite en sí. También es necesario revisar y cambiar cuando sea necesario el filtro de aire, antipolen y el filtro de carburante.

También es conveniente vigilar el estado de las pastillas y sustituirlas cuando sea necesario para evitar que dañen los discos de freno.

La importancia de los neumáticos.

El neumático es el único elemento del vehículo que lo mantiene unido al asfalto. Un neumático en mal estado puede provocar una incorrecta frenada o un deslizamiento del vehículo. Esta pérdida total o parcial de la adherencia del coche a la carretera puede suponer la pérdida de control del mismo y posiblemente un accidente grave. Por este motivo debemos prestar especial atención al estado de los neumáticos y su presión.

La normativa de circulación obliga al cambio de neumáticos cuando la banda de rodadura alcance los 1,6 mm de profundidad.

Igual de importante es revisar las presiones de los neumáticos habitualmente, ya que una presión incorrecta puede provocar un mal desgaste en los neumáticos, que reducirá la vida útil de los mismos.

Revisiones Pre – ITV – Inspección ITV

La Inspección técnica de vehículos tiene el objetivo de asegurar que los vehículos en circulación cumplen una serie de condiciones técnicas que garanticen la seguridad del mismo. También se protege el medio ambiente controlando la emisión de gases.

Existen dos tipos de inspecciones:

Inspección periódica, obligatoria para todo tipo de vehículos con una periodicidad establecida según clase, uso y antigüedad del vehículo. En el caso de turismos están exentos hasta los 4 años de antigüedad, de 4 a 10 años, han de pasar la revisión cada 2 años y a partir de los 10 años, han de pasarla una vez al año.

Puntos de revisión principales de la ITV.

Identificación del vehículo. (Comprobación de número de bastidor y documentación)

Sistema de iluminación / señalización (Todas las luces, claxon, limpiaparabrisas).

Control de gases y emisiones.

Sistemas de suspensión (amortiguadores) y neumáticos.

Sistema de frenos y ABS.

Inspección no periódica (casos excepcionales), se deben realizar para legalizar reformas en el vehículo, prematriculaciones, duplicados de tarjetas ITV, etc.

Para asegurarse que su coche pase la ITV sin problemas le recomendamos realizar la revisión pre-ITV en nuestro taller, que dispone de la maquinaria de comprobación y diagnosis necesaria y además, para su mayor comodidad, llevamos su coche a la revisión. Esta revisión previa es preferible a arriesgarse a no pasarla, tener que recurrir a un taller sin cita previa, esperar que le solucionen el problema, y por último, volver a intentar pasar la revisión del vehículo, con la consiguiente pérdida de tiempo y molestias.

Reparaciones o revisión sin perder la garantía oficial de su vehículo.

Como se establece en el Reglamento de la Comisión Europea 461/2010, que refuerza, de forma efectiva, la libre competencia en el mercado del mantenimiento de automóviles en todos los países de la Unión Europea. Lo que permite al cliente la libre elección del taller de automóviles en el mantenimiento del vehículo, incluso estando dentro del periodo de garantía oficial, que no se pierde.